[:es]Adiós, gran mujer[:]

[:es]

DSC03028No sé si afortunadamente, o casualmente, o porque el universo lo ha dispuesto así y no está ni bien ni mal, simplemente es, los estímulos positivos a lo largo de mi infancia sobre todo han sido proporcionados por mujeres. Llamémoslo refuerzo positivo del feminismo por selección causal. Las féminas que me han rodeado durante mi niñez han sido mujeres fuertes, empoderadas, con una entereza y un amor hacia la vida y hacia los seres queridos que me han dado ejemplos de cómo vivir y convivir.[:][:es]

Por eso, cuando alguno de esos ejemplos se marcha, es como si una parte de esa infancia que todavía llevamos todas bajo las enaguas y una parte de mi corazón se desprendieran de mi cuerpo para no volver jamás. Y cuando se trata de alguien que cree tanto en ti y te apoya moralmente de la forma en la que lo ha hecho, no te queda otra que reafirmarte en tu valía y ponerte manos a la obra con ese proyecto que por miedo al fracaso no afrontas  con convencimiento. Tú no te lo acabas de creer, pero ella pensaba que tú podrías conseguir algo, estaba orgullosa de tu trabajo. Ella que luchó tanto por hacerse un hueco en un mundo de hombres en una época mucho peor para estas luchas que la de hoy en día, que trabajó tanto para llegar a donde lo hizo, que lidió tanto por hacerse valer y ser valorada; es un ejemplo que no sólo con sus palabras de ánimo y demostración de cariño, sino (y sobre todo) con sus acciones me hace ver y creer que todo es posible y que poner mucho empeño  en algo te puede llevar a donde desees. Y que todas necesitamos ser amadas, pero sobre todo y ante todo necesitamos ser respetadas.

Con ese recuerdo me quedo. Con tu sonrisa, con tu cariño, con esa conexión tan bella que había entre nosotras, con tu apoyo incondicional, tu entereza, tu vitalidad, tu firmeza, tu determinación, tu forma de disfrutar de la vida y de agarrarla por los cuernos. Con todo ello y ese millón de pequeños detalles que guardo en mi memoria, me despido hoy y desde aquí de ti, ya que ha sido imposible otra forma de despedida. Gracias por ser tan buen ejemplo como mujer y como persona, gracias por haberte cruzado en mi camino y haber estado presente. El dolor que hoy siento me hace feliz porque me ayuda a saber que te he amado.

[:]

1 comentario en “[:es]Adiós, gran mujer[:]

Deja un comentario