Cada granito de arena cuenta cuando lo público le corta el grifo a la cultura

domestica_web_gCreo que todavía no lo he comentado… pero el mes de septiembre viene cargadito de movimiento. Si bien el día 9 de septiembre VickyLeaks estará en la sede de la UNIA de Sevilla, por aquello de que ganamos el concurso de Música Abierta de esta universidad; en la agenda podéis ver que acto seguido huímos al levante. Y nuestra parada más lejana del punto de partida es Girona, donde estaremos en el festival Domèstica el día 21 de septiembre.

Ese pequeño festival lo llevan una gente la mar de “apañá” que han formado una asociación que sirve de plataforma para la difusión y la promoción cultural dentro de su localidad. Si le echáis una visual a los proyectos que llevan a cabo, veréis que son de lo más variopinto y que no se están quietas. Funcionan a partir de la cuotas de las socias y otras aportaciones privadas. Y la cosa es que para que el Domèstica se lleve a cabo, y se le puedan pagar algunos gastos a los artistas (que no vamos a cobrar por nuestras aportaciones, lo hacemos porque nos gusta su onda, nos caen bien, y creemos en lo que hacen), acaban de inaugurar un crowdfunding para que entre todas ayudemos a que el proyecto se lleve adelante.

A las instituciones no les interesa apoyar la cultura, y mucho menos aquella que no sea la de pandereta, que es la que mantiene a la masa dormida. Como siempre, tienen dinero para lo que quieren. Aceptar esta relidad es el primer paso para ponerle remedio, así que ni cortas ni perezosas, las personas que llevan el Domèstica no se conforman con el “no puedo porque no tengo ni un duro y la financiación pública no es factible ni de lejos” y se suman al fenómeno de las pequeñas inversiones privadas a cambio de productos o servicios exclusivos para intentar llevar adelante su proyecto (desde un agradecimiento en la web a un stripease con música en directo o llevar el festival a tu localidad).

Y sí, si ayer me quejaba de que es vergonzoso que no cobremos por nuestro trabajo, que cobremos mal, que no se nos valore, etc… a veces hay que tener en cuenta que no sólo el dinero mueve el mundo, y mucho menos es el único motor del arte. Hay lugares en los que te hacen sentir más valorada sin pagarte que en muchos otros en los que te pagan y sólo cuatro borrachos te prestan atención porque tienes dos tetas y no paran de pedirte este o aquél tema o si tienes algo más animado. En ocasiones hacemos cosas porque nos apetece, queremos y nos da la gana. Sin más. No hay nada más detrás, simplemente ganas de moverte y hacer algo diferente y con otra gente, que eso alimenta el alma, y lo que ella come no se puede adquirir con papelitos verdes (de los morados no hablo, que ni siquiera sé si existen). Y además es mi forma de protesta, mi forma de posicionarme contra el orden establecido, contra el estrangulamiento de la cultura, del arte, de la música, precisamente por lo que comentaba en el post de ayer.

Así que ¡¡¡¡anímense!!!! ¡¡¡¡¡Difundan!!!! ¡¡¡Seguro que os sobran 5 eurillos por ahí para hacer que la cultura siga viva!!!! ¡¡¡Apoyad al Domèstica!!!

Deja un comentario