Procesos al descubierto: La residencia inestable (I)

IMG_0691Iba a publicar una entrada sobre la escenografía o sobre las visuales… vaya, sobre cosas que habrá en el espectáculo. Pero he optado hoy por manifestar mis primeras impresiones de la residencia que estoy haciendo en Inestable. Llevo ya dos semanas en Valencia, y empieza a parecerme que llevo dos meses. La recta final de todo proceso suele ser algo bastante intenso, y puedo prometer y prometo que lo está siendo desde hace ya un par de meses.

La gente de Inestable ha elaborado todo un entramado de actividades y de relaciones que está permitiendo el contacto entre artistas y el fluir del conocimiento. Un experimento harto interesante que complementa la actividad dentro de la sala, saca las artes escénicas de su laboratorio, despierta el apetito de las neuronas, abre la mente y te ayuda a realizar una in-mersión más profunda en la in-experiencia de residir de forma in-estable. La semana pasada acudí a una de las sesiones que se van a estar sucediendo durante varios meses, en las que Vicente Arlandis y Sandra Gómez nos preguntan ¿Qué es cultura? Pregunta a la que cada uno contestaremos sin responder; sino más bien proponiendo acciones y actividades que lleven a los demás a nuestro punto de vista, a nuestra forma de expresarnos artísticamente y a las diferentes reflexiones que vayamos encontrando por el camino. Y de momento también he tenido la oportunidad de coincidir con las mujeres de la compañía La SubTerránea, que ayer quisieron compartir con quien quiso acudir una “Sesión de currete con vino y copete”. En ella nos hemos dejado llevar,  sorprender, cautivar… y hemos compartido, reflexionado, dialogado y bebido vino. Vamos, tarde completa y la mar de agradable, en la que después de tanto hablar de miedos, control, seguridad, loros, libertad, pulsiones, lagartos y terrorismo, una dulce capa de lluvia nos esperaba a la salida. No sé si para limpiarlo y olvidarlo todo o para hacernos volver a la triste realidad de una bofetada.

Deja un comentario